TRATAMIENTOS MÉDICOS FACIALES

TOXINA BOTULÍNICA

La aplicación de toxina botulínica es uno de los más utilizados métodos de rejuvenecimiento facial. Es un tratamiento no quirúrgico, rápido y seguro. Consiste en micro inyecciones en la zona a tratar y la aplicación no lleva más de 15 minutos. El paciente puede experimentar un pequeño pinchazo y después ninguna molestia. Generalmente el resultado se comienza a ver a las 72hs y continua mejorando su efecto hasta los 10 días.